Cambio Climático, vectores y enfermedades

Leave a comment
 

El Cambio Climático y las enfermedades transmitidas por vectores son preocupantes.

Como consecuencia de las variaciones climáticas se ha registrado un crecimiento importante en enfermedades como el dengue, la malaria, la leishmaniosis…  

La mayoría de esos vectores son insectos hematófagos (que absorben sangre), ingieren los microorganismos patógenos (elementos capaces de producir algún tipo de daño o enfermedad en el cuerpo de un ser humano, animal o vegetal) junto con la sangre de un portador infectado (animal o persona) y los inoculan a un nuevo portador al ingerir su sangre.

El aumento de la temperatura activa el desarrollo del mosquito, tanto en la maduración de las larvas como en su fase adulta. Al madurar más rápidamente su tamaño es menor y necesitan alimentarse con mayor frecuencia, incrementado la cantidad de picaduras e inoculaciones.

¿Pero qué son los vectores?

Vectores son organismos o animales vivos que pueden transmitir patógenos, (parásitos, bacterias y virus), de animales a personas o entre personas infectadas, ocasionando enfermedades graves al ser humano.

Según datos facilitados por la OMS, se registran cada año más de 1.000 millones de casos de enfermedades transmitidas por vectores y se contabilizan más de 1 millón de muertes, así como más 2.500 millones de personas están expuestas a contraer dengue en más de 100 países.

Los vectores más conocidos son los mosquitos, pero también pueden transmitir enfermedades infecciosas las pulgas, garrapatas, moscas, flebótomos, triatominos…

Algunos vectores y enfermedades:

  • Mosquitos Culex, (mosquito común), Encefalitis japonesa, Fiebre del Nilo Occidental, Filariasis linfática. 
  • Mosquitos Aedes, (aegypti albopictus mosquito tigre), Zika, Chicungunya, Fiebre Amarilla Dengue…
  • Mosquitos Anopheles, Paludismo o Malaria.
  • Flebótomos, (especie de mosquito), Leishmaniasis.
  • Pulgas, Peste (transmitidas por pulgas de las ratas al ser humano), Rickettsiosis.
  • Mosca negra, Oncocercosis (ceguera de los ríos)
  • Garrapatas, Encefalitis (la transmitida por garrapatas) Fiebre recurrente (borreliosis), Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, Enfermedad de Lyme, Tularemia.

Los desastres provocados por las alteraciones del clima (temperaturas más cálidas, inundaciones, sequías…) a nivel mundial se han triplicado desde 1960, propiciando en muchas zonas unas condiciones óptimas para la proliferación y propagación de plagas, aparte de muchas muertes.

Dibujo mosquitoLos mosquitos (como otros insectos) dependen de la temperatura para su desarrollo, entre 25 y 30oC su reproducción es más rápida, en cambio temperaturas por debajo de 0oC y por encima de 40oC suelen morir en todas sus fases de desarrollo, por tanto si las temperaturas aumentan y se registran, como en los últimos años, primaveras tempranas, veranos tardíos y lluvias torrenciales, las condiciones son perfectas para la intensa proliferación de estos insectos. 

moscaLas moscas, según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Barcelona, resisten y se adaptan al aumento de temperatura facilitando su evolución y multiplicando la reproducción de algunas de sus especies.

La globalización de los desplazamientos, viajes y del comercio, así como los problemas medioambientales, están interviniendo considerablemente en las transmisiones de enfermedades infecciosas por todo el mundo. En algunas regiones se están descubriendo especies que se consideraban raras y se podrían convertir en comunes y abundantes dentro de unos años.

El cambio climático ya es un grave problema a nivel global por la diversidad de calamidades que puede ocasionar. Todos los países y sus respectivos gobiernos deberían realizar esfuerzos serios y comprometidos para mitigar rápidamente estas alteraciones, aplicar métodos eficaces y responsables, avanzar hacia energías renovables, bajar el carbono, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero e incrementar medidas para una vida más sostenible.

En definitiva, debemos «todos» concienciarnos de la gravedad catastrófica producida por la humanidad en nuestro planeta y rectificar nuestras conductas preservando la Tierra de posibles e irreparables desastres medioambientales. 

 

Fuentes consultadas: Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente:

 

 

 

 

 

Leave a Reply

*

code