Cambio Climático y más mosquitos

Leave a comment
 

¿Se reproducen más mosquitos a causa del cambio climático en el mundo?

En los últimos años no dejamos de oír “por activa y por pasiva” las catástrofes que ocasionará en la biosfera el cambio climático pues bien ya empezamos a sufrir sus efectos y los indicadores de alarma se intensifican cada vez más.

¿Cómo está afectando el cambio climático en el conjunto de organismos que habitamos la Tierra?

Científicos e investigadores ya venían advirtiendo hace unos años del impacto preocupante del cambio climático en los cultivos alimentarios, por un grado que aumente la temperatura provocará unas pérdidas entre un 10 y un 25% en las cosechas del maíz, trigo y arroz, mientras que un aumento de 2 grados supondrá una disminución en los cultivos, nada más ni nada menos,  de unos 213 millones de toneladas anuales. Hecho que ocasionará precariedades en los recursos alimenticios en una población mundial en constante crecimiento.

Se calcula para el año 2050 que la Tierra albergará una cifra de 10.000 millones de personas, por consiguiente, si seguimos con la misma estructura actual de agricultura y ganadería, a mediados de siglo, no habrá alimentos suficientes para toda la población mundial.

En las próximas décadas los fenómenos meteorológicos extremos desencadenarán:

Lluvias torrenciales.

Menos frecuentes pero mucho más intensas, ocasionando grandes inundaciones.   

Olas de calor

El acopio de gases contaminantes provoca que las temperaturas suban, causando sequías, aumentando el riesgo de incendios, deforestación y finalmente desertización.

Aumento de huracanes

A más temperatura, más huracanes acarreando destrucción de ciudades, pérdidas de cultivos, enfermedades…

imagen de nundaciones y sequias  que esta provocando el cambio climático.

Se prevé una subida del nivel del mar y esto podría desencadenar la desaparición de muchas islas y la distancia entre la costa y ciudades quedaría extremadamente reducida.

Otro efecto del calentamiento global será la extinción de algunas especies de animales, ya que no tendrán tiempo suficiente para adaptarse al nuevo cambio de temperatura.

Consecuencia que ya está sucediendo en Rusia, osos polares desplazándose hacia el sur a las ciudades en busca de alimentos.                           

se ve oso polar en la ciudad en busca de alimento motivado por el cambio climático

La disminución del hielo ártico está acarreando cambios en sus hábitats y hábitos alimentarios. La causa, apuntan los expertos, se debe a la congelación tardía del mar, impidiendo a los osos la caza de focas, su principal fuente de alimentación y otros mamíferos marinos.

¿Y por qué el cambio climático propiciará más plagas de mosquitos?

dibujo mosquito Aedes

El calentamiento global interviene directamente en factores medioambientales de la salud, aumentando el riesgo de transmisiones infecciosas como la malaria, el dengue, al paludismo, diarreas, malnutrición, etc. Estiman los expertos que estas enfermedades originarán unas 250.000 muertes adicionales cada año.

El aumento de la temperatura y las lluvias torrenciales les proporciona a estos insectos, las condiciones óptimas para la maduración de huevos y larvas y la aceleración del desarrollo de los mosquitos. Al desarrollarse más rápidamente son más pequeños y necesitan alimentarse con mayor frecuencia, por tanto, a mayor necesidad de alimento, mayor cantidad de picaduras y mayor riesgo de contagios. Al aminorar el tiempo para ser infectantes desde que adquieren el patógeno, consecuentemente se incrementa el peligro de más enfermedades infecciosas.

La Organización Mundial de la Salud anuncia que si las temperaturas globales siguen en ascenso, más de la mitad de la población mundial corre el riesgo de contraer el dengue.

Increíblemente en los últimos 50 años la propagación del virus del dengue se ha multiplicado por 30, teniendo en cuenta que hace unos años solo era endémica en 9 países, en la actualidad ya son más de 100.

Según un estudio científico publicado en la revista “Enfermedades Tropicales Desatendidas”,  se calcula que para el 2080 más de 1.000 millones de personas podrían contraer enfermedades transmitidas por mosquitos.

infografia mosquito del dengue acecha el mundo

Imagen de Larazón.com.mx

El mosquito Aedes transmisor del dengue vive y se desarrolla en zonas húmedas y calurosas, el aumento de las temperaturas y las lluvias torrenciales proporcionan condiciones meteorológicas ideales para su propagación.

Prolifera en áreas urbanas y suburbanas, en pequeños cúmulos de agua, favoreciendo las poblaciones más vulnerables sin recursos, con inadecuados servicios sanitarios y sin medidas de higiene apropiadas, tengan brotes epidémicos de fácil transmisión y rápida expansión.

Es de vital importancia las acciones de particulares para la prevención control y reducción de potenciales criaderos de mosquitos, evitando cualquier acumulación de agua en patios, jardines, fondos de las casas, donde habitualmente se dejan muchos recipientes, objetos olvidados y son lugares idóneos para que las hembras depositen sus huevos.

Otro de los factores que está colaborando a la dispersión del virus, y cada vez irá a más, es la creciente movilidad de la población mundial y del transporte de mercancías. Viajamos más, tanto por turismo como por negocios, y cuando nos desplazamos a otros países algunas veces no nos llevamos únicamente algunos recuerdos en la maleta, sino que “transportamos” y permitimos que algunos virus se establezcan en lugares donde antes no existían. Igualmente sucede con las importaciones y transporte de mercancías, lamentablemente no siempre se cumplen con las medidas de control adecuadas y algunos productos llegan acompañados de “polizontes”, (como p.ej. en los neumáticos).

El cambio climático constituye uno de los retos ambientales más significativos que se afronta actualmente la humanidad.

dos manos sosteniendo el globo terráqueo en llamas por cambio climático

Estamos «deteriorando» la biosfera, intentemos recuperarla colaborando a la sostenibilidad, utilizando energía limpia y renovable, no desperdiciando los alimentos, generando menos y gestionando mejor los desechos, reciclando, no malgastando el agua y protegiendo el medio ambiente.

Debemos caminar todos por mismo camino para conseguir detener la destrucción de nuestro “único” planeta.

Fuentes: Organización Mundial de la Salud, Naciones Unidas, National Geographic

Leave a Reply

*

code