Dudas entre césped artificial o natural

Leave a comment
 

Césped artificial, mejor alternativa para evitar los mosquitos

En los últimos años el césped artificial ha ganado muchos adeptos,  la razón es obvia, realmente se ha conseguido un parecido espectacular al césped natural, además es más fácil de mantener y siempre conserva el mismo aspecto verde y uniforme.

También es una ayuda para evitar mayor cantidad de insectos, al no regar con tanta frecuencia  no crea charcos, barro y retenciones de agua, lugares ideales para que las hembras de mosquitos y otros insectos procreen.

Respetuoso con el medio ambiente y más económico, no malgasta el agua y no contamina el aire con productos químicos.

El césped artificial se puede instalar en cualquier tipo de superficie, blanda o dura, tanto  en ámbitos particulares como jardines, terrazas, balcones, patios, inclusive en decoración de interiores.

Como en espacios profesionales,  restaurantes, ferias, vías públicas, y un largo etcétera.

Su colocación es rápida, entre 1 y 3 días, dependiendo del suelo. La preparación previa es distinta según el terreno, pero básicamente consta en alisar y preparar un buen drenaje. En tierras naturales, se limpia de malezas y raíces, se coloca una mezcla de grava y arena para facilitar la filtración del agua, para evitar enlodamientos, posteriormente se compacta y se procede a su instalación. En zonas hormigonadas o baldosadas, se reparan grietas y roturas de baldosas y se instala directamente.

Consideraciones de las ventajas del césped artificial:

  1. Jardín de color verde permanente, visualmente la similitud al césped natural es extraordinario, igual aspecto tanto en verano como en invierno y prácticamente no necesita mantenimiento. No es necesario cortarlo, abonarlo, regarlo…
  2. Respetuoso con el medio ambiente, ahorra un 95% del consumo de agua en comparación al césped natural y se evita el consumo de productos químicos y tóxicos tales como, fertilizantes, abonos e insecticidas.
  3. Económico, mantenerlo siempre “verde” es tan costoso.
  4. Menor población de mosquitos, al regar menos también habrá menos acumulaciones de agua y por consiguiente menos probabilidades de que las hembras de los mosquitos depositen sus crías alrededor del jardín.
  5. Ningún inconveniente para las mascotas,
    resiste a excavaciones y arañazos .

Desventajas:

  1. Es importante realizar una adecuada colocación de la hierba sintética para que el aplanamiento y drenaje del suelo sean buenos y correctos, de esta manera se evitará posibles tapones de sumideros y filtraciones en el terreno.
  2. Tiende a sobrecalentarse a las horas de máximo calor.
  3. Deterioro del color, a lo largo de los años pueden perder gradualmente el color, a causa de la exposición permanente de los rayos UV, así como un desgaste en las zonas donde sufren más impacto de aplastamiento.
  4. Mantenimiento, lavado, cepillado y desinfectado, sobre todo si tenemos mascotas.

En el mercado existe una gran variedad de tipos de césped, modelos y precios, no obstante es muy importante que el fabricante cumpla con la normativa de la C.E., de no ser así el producto no estará libre de sustancias nocivas, debe ser lo más ecológico posible, que no contenga, o al menos reduzca al mínimo, la composición de materiales plásticos, caucho y metales pesados.

En otros países no están obligados a cumplir estas normativas, por lo que el producto talvez será más económico pero seguramente no será ni tan seguro ni tan ecológico.

Importante a tener en cuenta, que sea ignífugo (no propague el fuego), resistente a los rayos UV y que su hilo sea de calidad.

La duración de estas  “alfombras” actualmente suelen ser  de unos 10 años y cada vez están más tratadas y son más resistentes.

Estos productos de última generación son cien por cien reciclables, sin embargo  no siempre la fabricación es sostenible.

Ahora veamos las “delicias” del césped natural.

Simplemente es natural, agradable al tacto,  su olor a hierba recién cortada no se puede imitar, tampoco la sensación de tumbarse sobre un césped fresco en verano.

La hierba natural refresca mejor el ambiente, disipa el calor y es más adaptable a diferentes espacios.

Para mantenerlo en excelentes condiciones requiere más trabajo, dedicación, tiempo y los costes se elevan. Reclama siega periódica (compra de segadoras y demás accesorios),  eliminación y control constante de plagas, hongos, fertilización del suelo y riego frecuente.

Aunque para algunas personas cortar el césped es un trabajo relajante y satisfactorio.

Expertos en el sector como todoCesped.com nos proponen preguntas y respuestas con relación al césped artificial para los que les interese.

Hasta el próximo post!! 😉

Leave a Reply

*

code