Picaduras de mosquitos en bebés

Leave a comment
 

Las picaduras de mosquitos en España normalmente no perjudican seriamente la salud pero sí son muy molestas. En el caso de picaduras producidas por mosquitos en otros países, como ya hemos mencionado en algún otro artículo, pueden afectar gravemente la salud, pero si analizamos los efectos leves de las picaduras de un mosquito, debemos tener en cuenta que si resultan incómodas a los adultos, en bebés, aunque no son más peligrosas, sí son más difíciles de tolerar.

Los bebés son más sensibles al dolor, en ocasiones experimentan picaduras por primera vez, y además no pueden expresar claramente qué es lo que están sintiendo. Para evitar que sufran más de la cuenta, debemos prestarles mucha atención para detectar si tienen alguna picadura y poner remedio lo antes posible.

¿Las picaduras afectan más a los bebés que a los adultos?

Realmente no. Las picaduras de insectos no son peligrosas ni para los adultos ni para los bebés,  a no ser que se padezca alguna alergia concreta. Normalmente la reacción que presentan los niños ante la picadura de un mosquito es leve, en forma de picor, hinchazón más o menos importante y en ocasiones ardor.

picaduras de mosquitos en bebes

Dependiendo de la edad del bebé y de su sensibilidad le afectarán con mayor o menor intensidad, pero si no tiene alergia no hay porque preocuparse más de lo normal.

¿Es común la alergia a los mosquitos en bebés?

Los bebés son más susceptibles que los adultos de ser alérgicos a las picaduras de los insectos en general, pero se trata de alergias que suelen desaparecer con el tiempo. El porcentaje de casos registrados de bebés alérgicos a las picaduras de mosquitos no es demasiado elevado,  son más comunes y graves las alergias a las picaduras de abejas, avispas y hormigas rojas.

¿Cómo tratar una picadura de mosquito en un bebé?

Cuando lo han picado y se siente inquieto y molesto, como debemos proceder:

–       Lavar la zona afectada con agua y jabón para desinfectarla.

–       Procurar que el bebé no se rasque.

–       Si la zona está inflamada,  para reducir la hinchazón aplicar una compresa con agua muy fría y dejar unos pocos minutos y/o aplicar unos segundos algodón empapado en vinagre o también alguna pomada que calme el picor.

En el caso de que las molestias persistan y el bebé esté nervioso e intranquilo consultar con su pediatra o facultativos sanitarios.

Leave a Reply

*

code