¿Qué sabemos de los pesticidas?

Leave a comment
 

Primeramente definamos que son pesticidas o plaguicidas.

Los pesticidas son elementos químicos o biológicos utilizados para la protección de cultivos de la acción nociva de los insectos, así como, de todo tipo de agentes patógenos.

Las Naciones Unidas ha declarado, que el uso indiscriminado de pesticidas comportará unas consecuencias ecológicas “imprevisibles”.

Un reciente estudio internacional concluye que corren peligro el 40% de las especies de insectos.

Las causas, probablemente sea un compendio de factores, se especula obviamente en la contaminación del medio ambiente en general y de la destrucción de ecosistemas naturales, el uso indiscriminado de pesticidas en campos de cultivo, además de las muchísimas sustancias químicas contaminantes de todo tipo producidas por la actividad humana y el problema del cambio climático, ya que los insectos tienen más dificultad, supuestamente, de adaptación que los animales vertebrados.

Cerca de dos tercios de todas las especies terrestres en el mundo son insectos, formando la base estructural de la mayoría de los ecosistemas. Regulan el suelo y el crecimiento de las plantas, polinizan, controlan plagas y son alimento de otras especies.  Está comprobado que la acumulación de insecticidas en el suelo permanece activa varios años,  contaminando ríos, pantanos… y en consecuencia afectando la fauna y la flora.

Muchas especies polinizadoras, como las abejas, son de gran relevancia para la reproducción de plantas, cultivos y para el equilibrio ecológico.

etrap pesticidas

También a la salud humana afecta directa e indirectamente los pesticidas. Diversos estudios científicos asocian problemas y dolencias derivados de estos componentes químicos. 

Grandes multinacionales aplican un uso abusivo de componentes químicos (herbicidas, fungicidas, insecticidas), fertilizantes y otras sustancias nocivas sobre superficies de cultivo u otros lugares.

La aplicación sistemática de pesticidas, los componentes tóxicos, su uso excesivo e inapropiado pueden contaminar tanto el medio ambiente como los mismos alimentos, alterando el equilibrio existente en las cadenas tróficas normales al originar la desaparición y reducción de los enemigos naturales de distintas plagas, por tanto empobrecen la biodiversidad y provocan desequilibrios ecológicos.

Teniendo en cuenta que los terrenos agrícolas sólo han crecidos un 10% y en los últimos 50 años la población mundial se ha multiplicado por dos, la industria de la alimentación afirma que, sin los pesticidas no hubiera sido posible el aumento de producción necesario para alimentar un mundo superpoblado, pero ¿no se hubiera conseguido los mismos resultados con un mejor control?

¿O únicamente se busca la rentabilidad, sin medir los riesgos para el medio ambiente?

En China el 20% de la tierra cultivable ya no es apta para usos agrícolas.

La legislación de pesticidas no es igual para todos los países del mundo. Europa es la más estricta en cuestión de protección de los consumidores, en cambio,  las normas son más “laxas “ en Estados Unidos y en otros países como los del Este, donde se han dado casos de importación de pesticidas prohibidos.

La ONU denuncia la falta de un tratado para la protección de los consumidores a nivel mundial para regular a escala global los pesticidas permitidos y prohibidos, también Instituciones Ecologistas demandan una reducción, por ley,  de un porcentaje del volumen de pesticidas utilizados en el país del 30%. La aplicación podría realizarse gradualmente, por ejemplo, en 4 o 5 años y de igual manera apostar por la agroecologia recorriendo a principios ecológicos en los agroecosistemas, es un tipo de agricultura alternativa y adversa a las praxis convencionales (generalmente basadas en el desperdicio del agua, los monocultivos y en la utilización de demasiados productos químicos).

Las mismas instituciones afirman que es un sistema rentable, productivo, viable y no atenta contra la biodiversidad.

De acuerdo a un famoso informe de Olivier De Schutter, Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, la reinvención de la agricultura es la única salida contra la crisis alimentaria y ecológica.

Muchos expertos están considerando que la agricultura familiar basada en los principios de la agroecología podría alimentar el mundo.

¿Será cierto?

De momento lo que sí es importante que hagamos los consumidores es lavar cuidadosamente frutas y verduras.

etrap pesticidas frutas

Vivimos en una sociedad con unas medidas de seguridad alimentaria “teóricamente” fiables, y aunque estos productos están sujetos a una normativa estricta, no es suficiente.

Según nos recuerda AECOSAN (Agencia de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) “en el ambiente (suelo, polvo, agua de riego…) puede haber tantos elementos químicos como microorganismos patógenos, contaminando frutas y verduras”, por tanto, debemos reducir la ingesta de estos residuos «invisibles» lavando las frutas y hortalizas concienzudamente.

¡Tomar nota!

Hasta el próximo post!!

Fuentes: Generalidad de Cataluña GencatEcología Verde

Leave a Reply

*

code